Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Leer] Reglas del Foro "The Fallen City"
Lun Ago 15, 2016 6:17 pm por Kentaro D.

» Onceu pon a bith [Elite]
Lun Nov 17, 2014 7:12 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 3:03 pm por Invitado

» "Accademia di Cielo Confirmación de Afiliación "
Vie Jul 25, 2014 6:46 pm por Invitado

» Hera World {Élite}
Vie Jul 25, 2014 3:54 pm por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Lun Jul 21, 2014 8:23 am por Invitado

» Dos caminos destinados a cruzarse : ¿Daras alas al caido? O ¿Seras el que sane este corazon quebrado? [Michael]
Jue Jul 17, 2014 11:02 am por Invitado

» Espectros del rojo [Priv.Beatrix]
Dom Jul 13, 2014 12:53 pm por Beatrix Valdemar

» Casualidad o Ironia [Libre]
Sáb Jul 12, 2014 9:43 pm por Anette Westenra

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 29 el Jue Ene 16, 2014 1:45 am.



kdjdfkfdjfkdjfdfkdjfdskfdsjfdskfdsljfdkfdjkdsl
Bleach: Shadow Of Seireitei Crear foro
Lacim Tenebris
Sphaera Region pandoralovers
Twitter del foro

Solo una casual charla. - Libre -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Jue Feb 20, 2014 1:24 pm

Había escuchado que ese bosque era de su propiedad y cualquier que se atreviera a adentrarse en él tendría que vérselas con ellos. Sonreí ante la idea mientras seguía mi camino, después de todo estaba allí por esa misma razón: encontrarlos y conocerlos. Licántropos, de la combinación griega entre “Lycos” y “anthropos”. Alma de lobo y hombre en un mismo cuerpo, fusionadas para darle orígenes a estas, a mi parecer, fascinantes criaturas.
No estaba allí para un viaje por el campo, para disfrutar de la tranquilidad o para poder conocer el hábitat natural de ellos. Estaba allí para asuntos oficiales se podría decir, quería ver como el tiempo había tratado a aquellos que consideraba que seguían el camino marcado por mis mismas ideologías: los impulsos salvajes y el incontrolable deseo insaciable.

Sabía que podría haberme presentado formalmente y hablar con su líder entre tazas de té y cordiales formalidades, pero quería ver su verdadero ser, conocerlos profundamente y no la elegante fachada que solían presentar. No negaría que quería verlos desgarrarse unos a otros, luchando por el control y la supremacía y después extender su reinado hasta los humanos, pero eso no iba a pasar y lo sabía.

Suspiré, poniendo una sonrisa en mi rostro a medida que veía algo entre los árboles. Tal vez había encontrado a uno, tal vez uno me había encontrado a mí. – Ven. Vengo pacíficamente, no planeo dañar a ninguno de los tuyos… - comenté mientras me acomodaba el pelo y sacaba alguna de las hojas que se habían atascado en mi vestido y mi pelo, esperando un primer encuentro.
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Vie Feb 28, 2014 5:06 pm

Parecía que lo único que conocía era trabajar, nuevamente me encontraba haciendo guardia o buscando algo que cazar. en el fondo me emocionaba la idea de traer algo genial para el super lindo, bueno , guapo carismatico, genial y otros muchos adjetivos mas, Lucian el rey de los licantropos. Era mi idol, algo asi quería ser como el y que un dia me dijera "Maha, lo has hecho bien" me haria la loba mas feliz del planeta. Estaba loca pero mi actitud de adolescente lo justificaba. no tenia un modelo a seguir y la unica autoridad en mi vida era aquel rey. Por andar soñando tonterias me estrello contra un arbol justo cuando alguien hablaba, andaba tanto en la lela que no me habia percatado del aroma, no cai al suelo porque iba a enfrentar a la persona sino porque me auto atolondre con el tronco.

Caigo en seco en el suelo delante de la persona esa rara y con mucho dolor pude al fin asimilar sus palabras. me quedo en silencio unos segundos con la cara roja por el golpe que me acerte bien centrado en el rostro. Me llevo la mano a la cara y suelto algunas palabras en aleman antes de recuperar mi aire de licantropo orguloso. Como ando tirada, se me hace mas facil ponerme en cuatro patas y gruñirle a la intrusa que huele de una forma extraña e irreconosible.- Que quieres?- suelto casi como un gruñido.- De antemano te informo que tienes que responderme o aqui te desmenuzo.- este tipo de hostilidad era tipica en nosotros al menos los guardianes del bosque, no obstante estaba mas agresiva porque acababa de regarla horrible con mi caida y me moria de la pena asi que evitaba olvidar ese penoso momento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Sáb Mar 01, 2014 11:15 pm

Después de que unas ramas se agitaran, una chica apareció de entre unos arbustos, con un claro indicio de dolor. ¿Se había golpeado? No pude evitar sonreír, pensando que no había podido aparecer alguien mejor con quien platicar.

- ¿Qué quiero? Una gran pregunta, pero no creo que sea la adecuada para estos momentos… - comenté mientras me agachaba a su lado, sacudiendo los últimos restos de hoja que quedaban prendidos de mis prendas. La miré fijamente, tratando de ver más allá de lo que ella querría mostrarme. Me acomodé a su lado y saqué unas ramas pegadas a su cabellera, acariciando su pelo y sonriéndole de manera cariñosa, casi fraternal. – La pregunta querida sería… ¿Qué es lo que quieres? – añadí con tono sobrio, tratando de que me desvelara sus anhelos, sus deseos, sus secretos… Después de todo aunque quisiera negarlo ella no podría negar el lazo que nos unía. Su naturaleza animal la unía a sus instintos de una manera igual de fuerte hacia mí. A mis ojos, ella era otra hija en mis filas.

Me gustaba su actitud, fiereza era lo que veía en sus ojos, pero si tratara de intimidarme a mi necesitaría algo mucho mejor que eso. – No deberías de estresarte tanto, terminarán por salirte arrugas… - comenté mientras me levantaba, dejándole su lugar para que pudiera levantarse. - ¿Con quién tengo el gusto de hablar? – comenté formalmente, mientras comenzaba a caminar entre los árboles, buscando un lugar más cómodo para charlar. Con un tronco caído me conformaría, y sabía a ciencia cierta que siempre que me mantuviera en su territorio no me quitaría el ojo de encima.
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Vie Mar 28, 2014 1:07 am

Cuando veo tremenda seguridad en la mujer no evito el molestarme y con muchos motivos. Su actitud me parecía irritante y evasiva. Me mantuve agresiva en todo momento, hacia honor a mi rango, aunque honestamente era lo de menos ahora. Debía enfocarme. Sin duda tenia mucha inquietud en mi corazón pues esta mujer no podía detectarle un aroma en especifico. Me estaba fallando el olfato? Salí de mis pensamientos cuando se acerco a quitarme las hojas del cabellos. Di un salto cuando me toco y miro de esa forma y me aleje de ella bruscamente. Tensa me puse y le mire con fiereza. No obstante su pregunta me indujo de alguna forma.
Era fácil, solo deseaba una cosa y era la única razón por la que no era un lobo errante. "Quiero protegerlo...." pensé. Ya me había hecho a la idea que no recordaba quien me habia salvado, olvide su rostro pero en su lugar, se planto esa idea que cierto hombre lo hizo. Ahora pensaba que el habia sido aun cuando no era verdad pero vamos la sola idea me gustaba. Ser protegida, querida y proteger a esa persona. A mi no me movia la venganza u otra cosa de esa naturaleza sino proteger lo que creía que esa persona amaba y a el.
Gruño cuando salgo de mis pensamientos y le dedico una mirada de profundo desprecio. Por que habría de decírtelo? Tu eres la que invade el territorio así que aquí la que responde eres tu...-sentencie y mis ojos se tornaron en un azul brillante intenso. Por que me enojaba? Parecía que me transformaría en cualquier momento y trataría de devorarla. Me quede callada ante su otro comentario y no le quite la vista de encima como una presa. Si intentaba una locura la mataba aquí mismo y no me apiadaría porque fuera una mujer.
Cuando se movió la seguí de inmediato sin dejar mi aire hostil, mis ojos seguían brillando intensamente. El misterio que se cargaba tambien me estresaba en gran manera. -Maharet...-respondi seca sin ganas de dar mas información. Alce una ceja con extrañeza y aun seguía con la guardia bien puesta-Ahora respondeme: quien eres ?...que quieres? Si me das otra larga será lo ultimo que hagas en vida-
off rol:

Perdon por la tardanza y lo corto. Estoy en mi tablet T___T

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Sáb Mar 29, 2014 8:27 pm

Podía sentir que estaba pensando mi pregunta, que la estaba reconsiderando. Yo era la madre de los deseos e impulsos, y verdaderamente sentía la esencia de sus pensamientos y anhelos. Confusión, deseo, frustración… Sonreí, después de todo parecía como si estuviera dándome en las manos materia prima de calidad, como cual alfarero recibe arcilla. La dejé pensar, la dejé meditar… - “Si lo quieres sólo hazlo…” – susurré en un simple suspiro, mirándola atentamente y esperando cual sería su propia reacción.

- Mi jurisdicción también incluye este minúsculo pedazo de parcela que llaman territorio… ¿Qué te hace pensar que no eres  tu la que se encuentra invadiendo? – comenté con una sonrisa y una risa baja, extendiendo mis manos en un gesto de abarcar todo, tocando suavemente las cortezas de los árboles cercanos. – Pero sin embargo los respeté por todo este tiempo, los deje crecer y me encargué de que nunca les falte nada… Ahora… ¿Qué quiero? – continué diciendo con una voz calma y apaciguadora, sabiendo que la joven fácilmente podría reaccionar violentamente. – Quiero aprender, conocer… Saber… - completé mi respuesta mientras me giraba dándole la espalda y sonriendo de manera divertida. Podía sentir sus intensas emociones de ira, de enojo, y eso sólo me satisfacía más y más.    

- Que efímera que haces sonar a la existencia… - contesté volteándome, mirándola de una manera triste y melancólica mientras apoyaba mi espalda contra un roble verde, robusto y lleno de vitalidad. Sonreí mientras pasaba mis dedos por la rugosa superficie, poco a poco convirtiendo su sabia y el agua almacenada en él en sangre. Antes de que siquiera pudiera agregar otra palabra, el troncón comenzó a secarse, dejando tan sólo un pedazo de madera clavada en el suelo. – Me parece un trato justo, una respuesta por otra respuesta, y ya que me has dicho tu nombre, te diré el mío… - comenté mientras me lamía distraídamente las puntas de mis dedos, sorbiendo pequeños retazos de energía que había quitado a lo que en su momento había sido un árbol. – Famine. Todo lo que soy y todo lo que seré…  - dije distraídamente, acercándome a ella y analizando su rostro y sus facciones, y sobre todo, esos hechizante ojos brillantes…

- ¿Y tu sabes quien eres? O mejor dicho… ¿Acaso tienes una mínima idea de lo que realmente eres…?  - dije con una sonrisa cariñosa, rayando a la maternal mientras la observaba. Joven, inexperta y apasionada… Los licántropos sí que sabían cómo seguir el camino del pecado.

Off rol:
¡Me alegra que hayas repsondido y no haya quedado el tema abandonado! No te preocupes, tómate tu tiempo c: Sabes que seguiré siendo evasiva misteriosa y cualquier cosa que hagas me parecerá tierna y agradable porque eres una de mis "niñitas de la noche"? terminaré consentiéndote(?)
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2014 1:13 pm

Me saca de mis casillas que diga que me diga que estoy invadiendo, no por mi  sino porque decir eso en mi opinión era ofender a Lucian.- Quien eres? ya dilo!.. Porque no estoy diciendo que este territorio me pertenezca, sino a mi rey. Lo que dices para mi son puras falacias.- comento enseñando la dentadura. Pensé por unos segundos que podría ser uno de esos presuntuosos vampiros aunque su olor no era nada de lo parecido a lo que esas criaturas olían.. Continuo sin tenerle ni una pizca de confianza a la persona que tengo delante. La escucho como si fuera una persona que había perdido sus facultades mentales, una loca que tenia un ego inminente. Aunque eso si, me daba un aire que dentro de todo me podía estar diciendo la verdad. Quizás un ser mas antiguo pero...Yo solo creía en lo que mi gente me había enseñado, el árbol errado y el hombre que salio de allí al cual le jure lealtad y muchas otras cosas mas. Por eso me costaba creer todo menos lo otro porque para mi solo existía una realidad y se llamaba Lucian Valdemar.


-Que quieres saber?-
pregunto de forma calculadora y sin duda, con mas calma que antes pues mas y mas deseaba saber la identidad de este ser tan enigmático que poco revelaba en si. -Pues la vida es así, efímera y si la hago sonar así es porque te la acortare si veo que me das motivos.- Era gracioso que fuera tan agresiva cuando en general era dócil al menos con los míos. Por que sin embargo me justificaba delante de ella? Acaso tenia miedo de lo que pudiera hacerme?

Me quedo estupefacta por lo que hizo con ese arbol, el cual  dejo de ser el hermoso y frondoso  roble de hace unos instantes. Abro la boca sorprendida sin saber como reaccionar del todo.- qu-que eres?- vuelvo a soltar estupefacta igual no digo nada cuando se presenta porque su nombre me saca de onda. Famine? eso era siquiera un nombre? Mis ojos se abren bastante porque me estaba dando cuenta que el ser que tenia delante se salia de mi comprensión. lo único que pensaba es que no quería que se acercara a el, que le fuera a lastimar.

Vaya que en tan pocos segundos desborde muchas emociones. No me moví cuando se me acerco pero si me mostraba tensa. Me haría lo mismo que a ese árbol? si, en esos instantes sentí que mi vida era tan insignificante como la de ese roble que seco o a saber que le hizo. No sabia si tenia miedo, no era tanto por mi vida pero algo me daba pavor, desaparecer y no volverle a ver nunca jamas.

Desvío la mirada unos segundos cuando este ser sobrenatural se me acerco, evito su mirada, no se por que, quizás sentía que podía llegar y ver que había dentro de mi alma. no obstante, ante su pregunta decido hablar.- Me llamo Maharet y...- le miro tímidamente por solo un momento.- No se realmente quien soy...lo único..- paso a alzar la vista.-..Lo único que se es que yo existo solo para una cosa.- por alguna razón el decirle lo que planeaba me daba fuerza.- Es proteger a mi rey. Mientras tenga fuerza para respirar, aliento aun moribunda, viviré para protegerlo a toda costa. Lo que me pase a mi no me importa,  porque yo vivo por el...- mis ojos la ven de forma penetrante.- Por eso mismo si tengo que pelear contigo para protegerlo aunque muera, lo haré, lucharía contra mis mismos hermanos, los dioses lo que fuera con tal de proteger a mi rey....Aun cuando sea causa perdida, mi único deseo es que el este a salvo.- fue clara, no había mentira en mis palabras y si, podría ser una mocosa pero podía pensar como un adulto y ahora lo único que me importaba era asegurarme que Lucian estuviese a salvo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Jue Abr 10, 2014 5:14 pm

La cachorra se estaba comportando tal cual lo esperaba: como una cachorra de loba. Sonreí, no podía haber esperado otra cosa de criaturas tan similares a mi misma. Con el tiempo se adquirían otras cosas más que la profunda efusión e irritabilidad, se aprendía a ser sutil y cruel, y a infundir el miedo yendo mucho más allá de simples amenazas físicas.

¿Estaba a la defensiva? Pobre criatura, lo que menos buscaba era acorralarla y tenerla con el rabo entre las piernas. Incliné mi rostro y la observé por unos segundos. ¿Qué quería saber? Todo… Pero parecía que debería de empezar por algo básico y ya. Dejaría ese tema hasta el final, primero antes que nada debía ganarme su confianza… O su terror. Parecía que después de ese pequeño acto con el roble, sería mucho más fácil ganarme lo último. Reí suavemente, apreciando el cambio dócil de su actitud. Algo me decía que la conversación iba a progresar mucho más desde ese momento.

Dejé que terminara de responder. O por lo menos lo que ella creía que era responder, después de todo, no había más respuesta sincera que el alma, y con facilidad podía sentir las aspiraciones que emanaban de ella. Sonreí y asentí escuchando sus palabras que poco a poco iban confirmando lo que yo ya sabía. Su misión en esta vida estaba tintada con amor hacia su rey. Todo lo que salía de su boca sonaba a una balada romántica, demasiado apasionado y azucarado para ser verdad. Pero, el amor era un sentimiento pasional, y la pasión muchas veces ciega a los seres humanos para conducirlos al pecado.

Cuando terminó de hablar, mi sonrisa se ensanchó. ¿Hasta que punto podía pujar todavía más en esta subasta…? Podría rayar en lo cómico si amenazara a esa persona tan especial para ella, aun cuando nada podía estar más lejos de mis intenciones. Suerte que, yo Famine, no era conocida por mi sentido del humor. Me conformé al identificar una pequeña mentira de su discurso “Mi único deseo es que él esté a salvo…” Todo lo relacionado con el mundo mundano es egoísta, absurdo y autodestructivo. ¿Por qué ella no lo sería?

- Maharet, hermosa como las perlas… ¿Sabías que eso significaba? Da igual, ese no es mi punto. – comencé a decir luego de escucharla, acercándome lo suficiente a ella como para colocar la palma de mi mano sobre su cabeza, evité su mirada y miré fijamente a las copas de los árboles que nos rodeaban. No podía hacer frente a sus brillantes ojos, esa personilla era demasiado noble como para que tratara de corromperla y, a pesar de que esa nunca había sido mi principal motivación, era un mal hábito que siempre desbordaba de cada pequeña acción que realizara. – Ya lo dije antes, no vengo aquí a hacer daño o perjuicio alguno. ¿No crees que, si esa hubiese sido mi intensión, ya todos se hubiesen enterado? – comenté mientras movía un tanto mi mano, dándole suaves palmadas en su cabeza tratando de… ¿Reconfortarla? Si estaba triste y asustada no sería igual de productiva para nuestra pequeña plática, o por lo menos eso era lo que yo me decía a mi mismo. Además, que acción contraproducente sería todo aquello: ¿Años de existencia velando por ellos para después destruirlos? ¡Como si fuera una granja de hormigas que en su momento culminante decidieran echarle agua!

- ¿Por qué no me muestras un poco la zona? Creo que el ambiente ya se ha puesto lo suficientemente tenso… - añadí mientras me apartaba con una sonrisa de autosatisfacción, creyendo que había hecho un gran trabajo al tranquilizarla. Mis argumentos habían sido bastante válidos al decir verdad. – Y además puedes contarme un poco más de ese Rey Licántropo… - dije distraídamente, buscando ver el objeto de su afecto de otro punto de vista, después de todo, parecía ser un tema del que ella nunca se cansaría de hablar...
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Jue Abr 10, 2014 6:20 pm

Alzo una ceja al momento de que me dice que si sabia que significaba lo que decia, frunci el entrecejo confundida y negué aunque ella descargo lo que dijo. Eso basto para intrigarme mucho, como era de esperarse, pues quería saber a que se refería.- No...tu si?- pregunto mientras me encojo de hombros.- Vamos dilo, no me gustan los misterios- replique sin demandar de forma maleducada sino mas bien como una cría que quiere respuestas. La verdad me intriga también que sea tan cariñosa conmigo como si me conociera de toda la vida. Eso lo hace tan perturbador aun tanto como otras cosas que me ha demostrado que es alguien que se sale mas allá de mi comprensión lobuna.

En el momento que me dice que si quisiera hacerme algo ya lo habría hecho, mi cerebro analiza esa posibilidad y le da la razón. A veces me dejaba llevar por mis instintos que no razonaba mucho. Ante esto gruño frustrada pues tenia razón y eso aunque no lo crean me irritaba pues a veces me pasaba de animal. -Ci-cierto...No lo pensé.- comente a modo de disculpa y volví a encogerme de hombros, mas aun cuando me dio palmaditas como si fuera su hija. La situación con esta persona se tornaba mas y mas bizarra pero decidí no ponermele al brinco pues ya sabia que podría pasarme. No me tomen como una cobarde, no bajaría mi guardia, pero igual debía mantenerme neutral por proteger a los míos. no quería una maldición sobre mi raza porque definitivamente esta cosa debía tener un rango super alto. Ya no sabia que pensar aparte su nombre me sonaba mucho de algo pero no  lograba ubicarlo. En esos momentos me dolió la cabeza, pude recordar algo vago de mi infancia en Europa?....Cierto, hace tiempo la edad media quizás era echada de las aldeas y algunas veces oi a curas hablar de ciertos términos. Famine, Famine...sabia de donde era pero por alguna razón no podía darle un significado total, parecía una barbara pero hasta hace poco pude "civilizarme".

Sacudo mi cabeza tratando de sacar esas ideas desagradables antes que me pusiera mas loca de lo que ya me sentía. Miro a la mujer de cabellera gris y ojos carmines y asiento por lo bajo.- Oh...va-vale....- accedí sin rehusarme no se por que andaba sumisa, pero ya no me cuestionaba. La invite a que me siguiera y tras indicarle a donde ir camine a paso tranquilo a su lado. Estaba nerviosa pero a la vez desesperanzada. Ante su siguiente pregunta dude mucho en decirle algo, o todo acerca de el pero igual ya sabia lo que pasaría si me portaba desagradable así que accedí a solo contarle un poco.- Si quieres te llevo a un sitio que es muy importante para los míos, sirve que así te hablo sobre el, vale?- comento en voz suave a la mujer. La llevaría al árbol errado aunque también me daba miedo que lo secara pues ese sitio era muy importante para nosotros.-Claro, si no haces nada de lo que hiciste antes, con gusto te llevaría a ese sitio...- juego con mis dedos sin saber por que me pongo nerviosa.- Bueno el es el primer Licantropo, el soberano de todas estas tierras y nuestro lider. Es el alfa y el omega en cierto punto. Todos somos sus hijos y el por tanto es nuestro padre querido- comento como hablaban los otros licantropso mas viejos que eran los mas extremistas y conservadores de los clanes.- No solo yo le tengo tanta estima, en general todos nacemos con ese institno de alta devoción por el. - sonrío levemente cuando digo esto.- Aunque no lo creas, aunque seamos tan solemnes nuestro rey es muy noble y no es nada arrogante, es el rey perfecto...- eso me hace recordar alguna otra historia sobre reyes benevolentes, la verdad no recordaba una en si pues las escuchaba vagamente en mis días de encierro.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Vie Abr 11, 2014 5:21 pm

- Claro, muéstrame el sitio que quieras… Y prometo mantener mis manos para mí misma… - Comenté con una sonrisa, levantando mis palmas en el aire en señal de tregua y rebuscando entre los volados de mis vestido unos guates finos de seda blanca. Como si eso pudiera simplemente frenar mis poderes, pero mientras ella lo viera de esa manera se sentiría más tranquila. ¿Para qué secar otro árbol de ese bosque? Si ese fuera el caso preferiría hacerlo arder completamente. Claro, si verdaderamente buscara la destrucción masiva de mis queridos y adorados licántropos.

Oh, sí, el querido y adorado Lucian. Ya sabía cosas sobre él y, a pesar de que no me esperaba el surgimiento de los licántropos ni de los vampiros, me sentía feliz con ella. Era como mis pequeños primogénitos, recorriendo el mundo y causando estragos, siguiendo los pasos marcados por mis seguidores mortales, y hasta exagerándolos al máximo. Me sorprendió bastante el hecho de que todos nacieran con devoción hacia él… Eso explicaría como criaturas tan salvajes e instintivas como los licántropos podían organizarse fácilmente sin que hubiese discusiones internas por el poder… Interesante.

- El Salomón moderno, ¿verdad? – comenté elevando una ceja algo divertida, observando sus expresiones faciales para ver si algo detonaba durante su discurso. Suspiré y me eché el pelo hacia atrás de la espalda, estirándome levemente. – Pero ese no es el punto, me acabas de contar como otros lo ven.. pero ¿Cómo lo ves tu? ¿Amor...? ¿Pasión…? ¿Fraternal cariño…? – añadí mientras lazaba una mano, creando un bloque de hielo en forma de corazón para derretirlo con llamas, marcando y acentuando cada una de las opciones. La única lástima de todo aquello es que se acabaron mojando mis guantes nuevos…

- ¿Y como viven los tuyos en la actualidad? – comenté luego, entrelazando los dedos de mis manos sobre mi pecho y mirándola complaciente. Después de todo, esta casual charla estaba sacando sus frutos.
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Sáb Abr 12, 2014 3:50 pm

Me sorprendía que ignorante podría ser pero vamos, ni leer sabia. Eso se remontaba a mis años , siglos de enclaustramiento aun conservaba ese estado barbarico en mi. Tal vez estaba nerviosa para analizar quien realmente era esta mujer. solo la tome como un dios, alguien con quien no te puedes meter una cosa así por el estilo. Observe como se ponía sus guantes, cada detalle por alguna razón que desconocía me quedaba como zombie observándole. Cuando me di cuenta de mis acciones. Me acomode mis armas detrás de la espalda y sacudí mi vestimenta antes de volver a ver a la chica.-Gracias, asi esta mejor. Bueno la verdad no somos tan malas personas. Algunos mestizos rondan aquí. Siempre que se mantengan al margen, nosotros no los molestamos. - sonrío levemente.- Somos territoriales pero tampoco buscamos peleas porque si, aunque a veces hay sus casos.- comento para sacarle mas platica, sintiéndome mas relajada al ver que se portaba cooperativa conmigo. También existía la posibilidad que me diera por mi lado. igual no tenia que pensar tan mal de esta persona.

Olisqueo los alrededores tratando de ubicarme bien pues con todo el relajo anterior me había desorientado pero al poco pude recordar donde quedaba el Arbol Errado. Serian alrededor de 15 o 20 minutos caminando a paso ligero y como estábamos platicando no seria tan pesado. Eche a andar para guiarla y aparte algunas malesas y cosas asi pues no andaríamos por el sendero. No avance mucho cuando ella soltó un comentario.- Eh... algo asi pero mejor...- comente un poco dudosa y después justo cuando iba a dar un paso me soltó la bomba. Me quedo tiesa unos instantes, siento que me tiran un balde de agua fria por el cuerpo y los cubos de hielo golpetean mi cabeza y espalda. Como lo veia yo? Al principio pensé que la pregunta seria fácil pero era distinto y mas aun cuando desvié la mirada y vi lo que hizo. el ver ese corazón me confundió mas.
Era difícil saberlo, realmente sentía una admiración inmensa por el y aunque poco habia convivido por mi rango, aun asi idolatrizaba mucho a Lucian. Me puse nerviosa y negué con la cabeza, practicamente nada salio de mis labios hasta dentro de un rato.- Cl-claro... es amor fraternal. Prácticamente soy como su hija.- exacto, el no me trataba como hermana o como otra cosa, solo era su hija que queria proteger. Por tanto era correcto que le correspondiera de la misma forma aunque claro me quede con una molestia.

-Que como vivimos?- cambio rápido de conversación pues no quiero seguir hablando del asunto. Me giro hacia ella y medito ahora la nueva pregunta que parece mas agradable que la anterior.- Pues depende, unos viven en la caverna "real" otros en los bosques. Depende el rango que tengas. aunque para ser mas clara diré que vivimos aqui en el bosque....- sonrío levemente y me pongo  de espaldas y en cuclillas- Venga, súbete...- le incito para que se suba a mi como si fuera un caballo - Asi vamos mas rápido y descuida, aunque me vea chica tengo bastante fuerza.-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Sáb Abr 12, 2014 6:42 pm

- ¿Mestizos? Criaturas un tanto extrañas, no me sorprendería que quieran matarlos a todos y comerse sus órganos… Después de todo es la ley de la selva… - comenté distraídamente ante su justificación. ¿Desde cuándo los licántropos eran tan civilizados? Suspiré, extrañando bastante esos tiempos en que se comportaban como animales salvajes y dejaban sus lados racionales a un lado. Supongo que la evolución afecta a todas las especies…

La miré sorprendida, abriendo muchos los ojos y sonriendo. ¿Podía ser…? ¡Ella ni siquiera estaba muy segura que era lo que sentía por él! Sonreí y me llevé una mano a mi poca para ser cortés y cubrir ese pequeño detalle. Me sorprendía, sí, pero no me iba a interponer en aquello, yo no quería promover el amor, yo solo quería infundir caos en el mundo… Claro, a excepción de entre mis hermosos licántropos y vampiros…

Por lo menos me alegraba saber que seguían cumpliendo con los rangos y su modo de vida rudimentario con la naturaleza. Suspiré y me pasé una mano por la frente en señal de claro alivio. Levanté una ceja ante su insinuación sobre subirme a su espalda. ¡Yo tenía mis propias monturas! Aunque, a decir verdad, ni una moto ni un coche deportivo parecía ser una buena opción para un bosque. Además, ella era un licántropo, me halagaba su actitud de servicio, pero sentía que – Aunque me vea pequeña tengo mucha fuerza también, creo que podré seguirte el ritmo, recuerda que no soy humana. – dije mientras chasqueaba los me sacudía el vestido, comprobando que no haya quedado nada de maleza pegada a él. Me quité los zapatos y los dejé apoyados contra un árbol, a sabiendas que podría volver por ellos después, o enviar a algo a buscarlos, o simplemente dejarlos allí abandonados. – Acepto tu propuesta. – dije mientras me colocaba sobre su espalda cuidadosamente. No me resultaría extraño que le pareciera tan liviana como la niebla misma y tan fría como el hielo, después de todo, mi composición física era bastante diferente a los mundanos.
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Invitado el Vie Jun 20, 2014 2:49 pm

Miro perpleja a la señorita que es un ser mas allá de mi comprensión y asi igual considero su visión de los mestizos un tanto extraña. Aquel comentario que salio de la peliplateada me deja con un sabor amargo en la boca porque sonaba muy brutal, pero lo mas curioso es que le creía, su comentario era tan real como el hecho que ahorita las dos estábamos hablando.- Ah....si, claro eso pasa muy seguido- suelto algo incomoda y juego con mis dedos haciendo circuito pues se me hacia medio salvaje comernos entre nosotros mismos sean o no mestizos. El canibalismo no entraba en mi dieta pero bueno, cuando entras en luna llena y la bestia se apodera de ti eres capaz de cualquier cosa con tal de saciar la bestia interna que muere por un bocado o mas bien sangre. Aun me sorprendía tanto ese tipo de reacciones incluso la fascinación que tenemos los lobos sobre la sangre que es tanto o igual a la fascinación de los vampiros a los cuales aborrecemos. Era irónico dos especies que se odian, se destruyen unos a otros son tan afines a cosas como la sangre.

-Ah?- niego otra vez como si fuera lo único que pudiera hacer en vida, soy algo bizarra a veces y hoy estaba rompiendo la marca de cuan rara me podía poner en situaciones así y mas aun con esta persona o mas bien ser.- Lo decía porque seria mas fácil que las dos anduviéramos, ademas así tu olor se une al mio y los otros no te atacarían si vienes conmigo- todo era por seguridad no iba a generar una batalla innecesaria mas aun cuando el ser que tenia delante de mi se mostraba mas poderoso que yo y de alguna manera, sabia que si se lo proponía me despedazaría o nos despedazaría con sus habilidades fuera de mi comprensión.

Cuando accedió, observe sus zapatos unos segundos antes de entrar en razón, me acomode bien y la cargue, no pesaba mucho y bueno no es que sea una debilucha yo, la súper fuerza viene como paquete de los licantropos y aunque no tengo mi potencial aun, puedo hacerme cargo de alguna criatura mas grande de mi tamaño sin problemas. Tenia mis dudas aun de llevarle al sitio mas sagrado para nosotros los lobos, el Árbol Errado, pero igual lo había prometido, solo esperaba que sus intenciones fueran buenas. Si lo destruía tal como el otro árbol, me sentiría devastada porque ese lugar era un sitio importante para esa persona que no me atrevo a hablar de ella.

Frene mi andar cuando llegamos al sitio, frene de golpe y levante una cortina de polvo no muy lejos de aquel sagrado árbol, me incline y le di el paso para que se bajara de mi y pudiera observar. No entendía por que se había quitado los zapatos, quizás alguna especie de costumbre.- He aquí..- anuncie y tras dejarle bajar me levante colocando mis manos sobre mi pecho como si rezara.- Este sitio es importante para mi gente, significa el inicio de nuestra especie y muchas cosas. Lastimarlo u ofenderlo es una gran pena y por eso solo nosotros tenemos derecho a posarnos y verlo....- comente tranquila y le miraba aun dudosa.- Que te parece?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Famine el Miér Jun 25, 2014 12:51 pm

No me extrañaba del todo que sucediera muy seguido. Es más, me sentiría bastante decepcionada si me hubiese dicho que no ocurría. Deseos de sangre, de venganza y de muerte era algo común cuando la gran luna plateada se elevaba por los cielos. Si vaya yo a saberlo, quien prácticamente los había visto evolucionar desde sus orígenes, siendo un caos autodestructivo y unos recipientes llenos de odio visceral hacia sus hermanos de sangre, los vampiros. Sonreí y negué suavemente con la cabeza… ¿Qué tan mala “madre” había resultado si mis hijos querían extinguirse mutuamente?

- No creo que me fuesen a atacar, muy pocos licántropos son tan atolondrados… - respondí ante su respuesta sobre el olor. Siempre podría revolcarme en barro si ella lo proponía, no era mi mejor opción pero una bandada de tábanos serían demasiado ruidosos para el transporte… ¿Habría muchos más licántropos en la zona? No conocía su número justo desde hace bastante tiempo, precisamente por esa y otras causas había decidido ir a visitarlos…

Me acomodé en su espalda y la dejé estar, quedándome en silencio como si de una muñeca de trapo me tratase. Nunca había visto ese tal “Árbol Errado” pero no destruiría algo sagrado para los licántropos. Si les había dado su lugar para progresar, no tendría satisfacción alguna de arruinar su cultura. Ya se basaban en instintos animales y primitivos, que era lo único que me importaba a mí y ya.

Cuando se frenó, me bajé de su espalda y caminé entre una nube de polvo. El Árbol Errado era sin duda un extraño ejemplar para hallarse en medio de un bosque. Podría decirse que hasta parecía mágico. Pensar que con solo chasquear unos dedos una oleada de granizo y fuego podría caer allí y destruir todo lo que se consideraba precioso… Me reí suavemente ente ello, arqueando los dedos de mis pies y dejando que se hundieran entre las hojas y las malezas. – Es un muy hermoso lugar… - respondí solemnemente. Me crucé de brazos sobre el pecho imitándola con tranquilidad. Todo lo que tocaba lo destruía, y no me arriesgaría allí.  
avatar
Famine
Jinetes del Apocalipsis
Jinetes del Apocalipsis

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 03/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Solo una casual charla. - Libre -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.