Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Leer] Reglas del Foro "The Fallen City"
Lun Ago 15, 2016 6:17 pm por Kentaro D.

» Onceu pon a bith [Elite]
Lun Nov 17, 2014 7:12 am por Invitado

» Academia Ciaeth | Élite - Cambio de Botón
Vie Sep 05, 2014 3:03 pm por Invitado

» "Accademia di Cielo Confirmación de Afiliación "
Vie Jul 25, 2014 6:46 pm por Invitado

» Hera World {Élite}
Vie Jul 25, 2014 3:54 pm por Invitado

» Sunset Academy {Normal}
Lun Jul 21, 2014 8:23 am por Invitado

» Dos caminos destinados a cruzarse : ¿Daras alas al caido? O ¿Seras el que sane este corazon quebrado? [Michael]
Jue Jul 17, 2014 11:02 am por Invitado

» Espectros del rojo [Priv.Beatrix]
Dom Jul 13, 2014 12:53 pm por Beatrix Valdemar

» Casualidad o Ironia [Libre]
Sáb Jul 12, 2014 9:43 pm por Anette Westenra

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 29 el Jue Ene 16, 2014 1:45 am.



kdjdfkfdjfkdjfdfkdjfdskfdsjfdskfdsljfdkfdjkdsl
Bleach: Shadow Of Seireitei Crear foro
Lacim Tenebris
Sphaera Region pandoralovers
Twitter del foro

Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Miér Ene 15, 2014 6:38 pm

En las entradas a las cloacas...

Hoy era el día. No era mí día, pero por lo menos era el día de aquel jovencito de cabellos revueltos y grandes gafas que caminaba por entre los restos de los edificios derrumbados de la Low zone. Había algo en él que lo hacía bastante llamativo, y no era precisamente el hedor a muerte que emanaba de él. Hoy era su día, su día de morir.

Parecía demasiado ocupado en sus propios asuntos para prestarme la suficiente atención, o pará ser más exactos, parecía demasiado inmerso en sus propias preocupaciones como para prestarle la atención a nada de lo que pasaba a su alrededor. Parecía inteligente, intuitivo, como si supiera que la vida se le iba a resbalar tan rápidamente como esos cafés que llevaba cargando entre los brazos.

Caminé un poco más cerca de él, lo suficiente como para poder pegarme a su espalda sin que él mismo notara mi presencia. Retiraba lo dicho, no era para anda intuitivo y me resultaba extraño que siguiera vivo después de tantos años si siempre era así de despistado. Puse una mano en el hombro y tironeé de él, no iba a darle muchas más vueltas a ello, ya era la hora. Su hora.

Pareció confundido y asustado por un momento, sosteniendo todavía mas fuerte las recipientes de plástico llenos de café caliente en un vano y desesperado intento de mantenerlos sobre sus brazos. Poco antes de que pudiera decir algo, lo ví moverse rápidamente y sentí un escalofrío recorrerme desde los dedos de los pies hasta la punta de la cabeza… Después de todo no era tan idiota como parecía, y la espada que había clavado entre mis costillas lo demostraba.

Lástima para él, antes de que siquiera pudiera retirarla, un brillo espectral hizo presencia y mi guadaña ya estaba pasando por su cabeza, sacando su último aliento de vida a la vez que la hoja parecía volverse humo en contacto con su cuerpo para materializarse una vez fuera. Lastima, lo habría dejado llevar su preciado café si me hubiese dejado hablar antes…

Sin embargo, al caer el cuerpo pude ver a la poco distancia lo que parecía ser otra silueta humana. Sabiendo que mi trabajo ya estaba hecho, no tendría mucho más para quedarme… O eso pensaba mientras retiraba la espada de entre mis costillas, salpicada de mi sangre tan negra y espesa como el mismo alquitrán.  A veces dolía estar vivo… Si es que a mi estado se lo podía llamar vida.

- Te invito un café… - dije en voz alta, sabiendo que ambos estábamos conscientes de la presencia ajena, agachándome sobre el cadáver del joven de lentes y tomando uno de los vasos que menos estaba derramado. Por la herida que había recibido, estaría en poco tiempo después en mi dulce hogar, convertido en polvo antes de lo imaginado. Sonaba agradable ahorrarse el viaje, si esa lastimadura no doliera tanto… Sonreí mientras me acercaba todavía más hacia aquella figura, llevándome una mano a la laceración que parecía estar latiendo con fuerza.
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Mana Lancaster el Jue Ene 16, 2014 9:49 am

Podría decirse que hoy también me encontraba exhausta del trabajo dentro de la orden, habían tantas cosas que hacer y parecía que en mi recaía la mayor parte del peso. Justamente también coincidía que estaba de guardia y eso era algo de esperar pues, al parecer nosotros nunca descansábamos. Recordé la perorata de Arianne, esa chica tenía altos valores altruistas, no lastimar, proteger, defender y blablablá. Aunque bueno, de donde yo venía la mayoría era así y yo también tenía la conciencia de eso, aunque a mí me importaba un poco menos que los demás.

Solté un suspiro observando aburridamente los alrededores desde sobre la roca de la que decidí hacer mi asiento hasta que mi largo turno terminara. Sacudí la cabeza ante aquello y sonreí, claro que estos largos turnos nunca terminaban. Nunca había descanso, no diversión no nada. Pero bien, algún día seria recompensada por todo el sacrificio y el esfuerzo que ponía haciendo todo esto. Estirando los brazos me acomode aun mas en la roca tocando mi espalda con una de las ruinas que estaba tras mi espalda y de la cual suponía que era una pared o bueno, alguna vez había sido una pared. Gire un poco mi cuerpo para analizarla de reojo y luego me apoye en esta con pesadez, un turno lento. Había otras personas que también estaban en las mismas que yo con la diferencia que ellos merodeaban por los alrededores, buscando y buscando… Buscando problemas, buscando chatarra, buscando superviviente que hace años ya que no había, alguna cara nueva o algo.

El sonido de pisadas a mi costado, me advirtió de la presencia de algo, pero no quise si quiera inmutarme, sabía que debía ser alguno de los pesados de turno y luego de unos segundos hubo un grito, un poderoso grito con acento marcado que casi hace que me vaya de espaldas al suelo. Sabía exactamente quién era, pero no sabía lo que estaba haciendo aquí… “Claro, ¿Como no sabes? Te espía cada vez que puede para sabes lo que estás haciendo…” Tal vez luego podría denunciarlo por acoso, pero en esos instantes no. Alce los ojos para ver al estúpido chico intentando tener un gesto de poco gusto en mi cara hasta que otra vez hubo un grito con una orden tajante impresa en ella, y como me dolió mi pobre cabeza. Todos ya teníamos bastante claro que su profusa voz era taladrante a unos extremos insospechados aun mas cuando se le metía en la cabeza dar una orden… “Muchas veces prefiero mas a Arianne que a este”. Alzando una ceja me puse de pie sin quitarle un ojo de encima y comencé a caminar perdiéndome un poco después de su vista al doblar por la esquina de un edifico.
     
Anduve un largo minuto con la cabeza gacha sin saber realmente donde ir o que hacer, pero lo que si sabía es que tenía que… Alguna tontería se me ocurriría, hasta que sin previo aviso divise algo aterrador una escena que daría escalofríos a cualquiera. Lleve una mano a mis labios intentando que no se me escapara un grito como primer impulso he intente esconderme para disimular mi presencia, pero al parecer en estos momentos no me sirvió de nada. “Cálmate Mana, recuerda los entrenamientos y a Sergei gritándote” En realidad eso no fue muy bonito de mi parte siendo que hace unos pocos minutos su grito taladraba en mi cabeza y rompía mis tímpanos. Aguante la respiración cuando aquella persona me hablo ¿Un café? ¿Quién diablos te invita a un café luego de cometer aquella fechoría? –Espera un momento, no te acerques más si no quieres que termine por matarte yo misma.- Hable en forma tentativa sabiendo que estos tipos no hacían ni el más mínimo caso. Entrecerré los ojos observando primero hacia el cadáver y luego hacia él y su mano que cubría sus costillas.
avatar
Mana Lancaster
Humano
Humano

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Vie Ene 17, 2014 5:27 pm

- Entonces sin café para ti señorita… - dije un tanto aburrido al escuchar su tono de amenaza… ¡Como si llegado a ese punto me importara morir! Lo iba a hacer de todas maneras, sabiendo que en el momento que el último suspiro que exhalara se colara por fuera de mis pulmones todo acabaría en una gran vorágine de cenizas que desparramarían todo lo que podrían considerarse mis restos, devolviéndome al lugar donde todos los Grim Reapers llamaban “hogar”. Tenía suerte de todavía ser lo suficiente necesario como para que mi muerte definitiva sea una pérdida de inversiones. Me apoyé en la pared de un lago, respirando profundamente mientras mi herida seguía supurando aquella sustancia negruzca y espesa que corría por mis venas.

La miré con curiosidad, con una sonrisa divertida colgando entre mis comisuras. Era alguien interesante, que no retrocedía ante nada, aunque frente a ella se encontrara alguien como yo, alguien cuya retorcida existencia probablemente no llegase a comprender nunca. – Sin embargo, a mi me vendría bien un buen trago caliente… - comenté viendo el recipiente de plástico chorreado por los costados, antes de tirarlo nuevamente sobre el cadáver… oh, sobre eso, debería deshacerme de eso de una vez por todas.

- Si necesitas sacar algo de ahí deberías de aprovechar ahora... - comenté con un chasquido de dedos, haciendo que el cadáver del sujeto se elevara, y quedará allí parado. Lo haría tirarse a la bahía y hundirse, o tal vez simplemente lo dejaría flotando en las cloacas que nadie utilizaba en esos momentos.
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Mana Lancaster el Vie Ene 24, 2014 3:01 pm

Gire mi cabeza hacia un lado y luego hacia el otro, a la espera que uno de mis compañeritos trabajólicos viniera al rescate de mi persona o por lo menos viniera así podría dejarles este encarguito… Tal vez ellos se divirtieran mas con este loco que yo, pero por más que busque en mis alrededores, no vi señales de ninguno, ¿Dónde demonios habían ido a hacer esa ronda… No se suponía que éramos una unidad de apoyo? Mordí mi labio inferior observándole acercarse…-Parece que tu no entiendes las indirectas. -Comence a hablarle mirándole a la cara. -Cuando yo digo que no quiero un café, se refiere a que no quiero tener nada que ver contigo.-Termine diciendo, aunque luego de unos segundo de mis palabras, terminara mirando aquel hueco oscuro que se formaba por entre sus ropas con cierta repugnancia…-Iuuug, hazte ver, eso se ve muy mal.-

En esos momentos debería haberme ido, huido sabiendo que era un ser que denotaba peligro extremo, pero no para mi, pues así no era yo. Aunque no era una persona extremadamente combativa como para haberlo matado ya de una vez, tampoco era una cobarde a demás, mas bien, quería saber que mas ocurriría. -Te vendría algo mejor que un buen trago caliente. Unas vendas para tapar esa cosa que te sangra, te vendría como anillo al dedo.-

El cadáver que exactamente después de que terminara de decir mi frase súper poderosa, hizo que mis ojos se abrieran como platos y lo estudiara a conciencia fijándome bien en quien era… El tipo a que todo el mundo mandaba en la orden… Pobre alma en pena se merecía todo lo que podía pasarle a una persona común y corriente menos… Menos… La muerte y gracias a esta persona lo peor es que seriamos muchos menos y habría más trabajos. De mi conducta inicial de morderme los labios en forma rencorosa, mis gestos cambiaron rotundamente a una de molestia…-¿Sabes lo que has hecho maldito canalla? No claro que no lo sabes, porque yo aun no te lo he dicho y no pienso decírtelo. Ahora baja ese cadáver y déjalo donde estaba para que alguien pueda darle una sepultura digna y encomendárselo a quien rayos se deba.-
avatar
Mana Lancaster
Humano
Humano

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Lun Ene 27, 2014 9:02 pm

- [color:92da=”orange”] ¿No quieres tener nada que ver conmigo? Ni que si te estuviera pidiendo una cita o algo como un patético intento de coqueteo. – comenté elevando una ceja, riéndome a carcajada limpia a pesar de mi mal estado y sonriendo con un desquiciado. Me asegurar de pisar el cadáver del sujeto y de limpiarme las suelas de las botas con él, después de todo, se lo merecía por dejarme en ese estado. Moriría y después tendría un verdadero coñazo para volver hasta allí. Tendría que caminar mucho para seguir con mi ronda de trabajo, eso sin mencionar lo doloroso de toda la situación.

- [color:92da=”orange”] Yo creo que no se ve tan feo… Es un poco artístico, nada más… - respondí con incredulidad, con cierto dolor en mi tono. Separé la mano de la herida y dejé que la sangre comenzara a chorrear de mis dedos, frunciendo la nariz al verlos salpicados por aquello que recorría mis venas y parecía alquitrán y deshaciéndome de eso al frotar mis dedos contra la pared de aquel callejón.

- [color:92da=”orange”] Si, algo mejor como ron o tequila… - dije distraído con un suspiro mientras me estiraba, sintiendo a la herida abriéndose más y más. En cualquier momento comenzará a sangrar todavía mucho más. Esperaba que no ocurriera como la otra vez en la que había sido herido. Había terminado arrastrándome por una calle muy parecida a esta dejando órganos internos por todo el callejón, hasta que por fin había muerto, estallando todo en un nube de humo y hollín.

Mire hacia ambos lados, esperando que le estuviera hablando a otra persona. Pero no había nadie más allí. - [color:92da=”orange”] ¿Moi? - dije fingiendo incredulidad, apoyando un dedo sanguilento sobre mi propio pecho antes de volver a comprobar que me hablaba a mi mismo. Si no fuera tan inteligente hasta eso habría podido sonar como una amenaza... Ja. Sonreí y seguí con mi camino sin prestarle atención a sus palabras, después de todo, tal vez solo estaba en shock. Me había parecido escuchar maldito y canalla en algún momento, palabras dulces en comparación de otros nombres que me habían dado. - [color:92da=”orange”] Tomaré eso como que no necesitas nada. – añadí mirándome de manera distraída las manos, sintiendo como poco a poco la vista se me iba a poniendo cada vez más borrosa. Muchos dirían que después de morir unas cuantas veces uno ya se acostumbraba, pero no, seguía doliendo de la misma manera infernal que siempre y me estaba llevando todo mi autocontrol el no actuar como una diva demasiado irritada. Lo que daría por dar un par de chillidos de agonía y de retorcerme en un charco de autocompasión en esos momentos….

- [color:92da=”orange”] Vaya evolución, sepultura… En mis tiempos nos comíamos a los muertos, primero el corazón para mantener vivos los recuerdos de las personas y luego el cerebro para trasmitir el conocimiento. Nunca venía de más un pedazo para el estofado y como la carne se echaba a perder demasiado rápido las tiras de salazón nunca escaseaban… - confesé con aire distraído, sabiendo que por la pérdida de sangre de esos momentos difícilmente podría seguir una línea de pensamiento coherente. Gemí mientras me desplomaba en el suelo, haciendo que el cadáver hiciera lo mismo a pocos pasos detrás de mí. Con lo débil que estaba difícilmente podría mantener control sobre mí mismo y mucho menos sobre otro cuerpo. Tal vez sólo debería hacerlo estallar en cenizas y ya.

Off rol:
Sorry si quedo muy extenso.
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Mana Lancaster el Sáb Feb 01, 2014 9:11 pm

¿Cómo podría ocurrírsele a un hombre como el que yo querría una cita con él? Aunque después de haberle dicho esas palabras, a nadie le extrañaría que el otro saliera con un ejemplo tan practico como eso. A pesar de todo seguía sintiéndome molesta con los labios severamente apretados mirando al chico del cual aun no sabía ni su nombre “Bueno, como si quisiera saberlo” Hice un poco sutil bufido. –Ni te creas nada de eso que estas soñando.- Fue lo que dije ante su comentario absurdo sobre una cita aunque mejor hubiese sido no hacerle caso como llevaba haciéndolo hasta el momento.

Di un vistazo al cadáver que aun estaba suspendido por los aires junto con nosotros. No sentía ningún tipo de pena o algo por el estilo, si no simplemente un cierto repudio por las bromas de mal gusto que ahora se estaba gastando con una persona que ya ha muerto. –Eres un poco shockeante ¿no? Es decir, por si alguien no te lo ha dicho, comenzare a decírtelo yo por mucho que estas cosas me pesen…-Con una mano sobre la cadera, lleve la otra hacia mi pecho para dármelas de importante, después de todo lo que le quería decir, era algo por el estilo.
-No se juega con los muertos por muy mal que nos puedan caer, es un símbolo horrible de… Blabla en fin… Deberías dejarlo ya tranquilo.-

Como siempre, las palabras se escurrían ante mí, bobas y todo dado el caso en el que me encontraba, pues yo suponía que una persona con un poco de sentido común estaría conmocionada, horrorizada y ya o se hubiese ido, o hubiese entablado una batalla directa con el con tal de matarle. Su herida no me pareció nada extraña, ya que ya se la había visto en todo este tiempo que nos encontramos conversando. Tendría que haber sido muy ciega para notarlo. Pero aun así, me dejo un poco anonadada al ver la sangre que escurría de su torso y su poco sentimiento hacia el dolor que algo así podía provocar. -Esto disculpa otra vez… ¿No quisiera meterme en tu vida, pero no crees que sería mejor que fueras a atenderte eso?-

Y al parecer no me iba a tomar en cuenta de nuevo como lo había hecho antes por lo que pensé que era un tipo duro o uno muy tonto que buscaba morir y eso no era nada extravagante, como estaban las cosas hoy en día con tanta guerra y cosas espeluznantes andando por cada rincón de la ciudad, no era de extrañarse el esperar algo tan dulce como que te llevaran a alguna parte llena de gloria… Me le quede mirando unos instantes mientras el comenzaba a delirar sobre un pasado lleno de barbaros y salvajes que me hicieron rodar los ojos y al instante el tipo de desplomo, haciendo que nuevamente mis ojos azules rodaran. -Demonios…-Murmure a lo bajo porque ahora me tocaría atenderle para saber si estaba bien o simplemente irme seria la otra opción, pero no lo iba a hacer tampoco. Por tercera vez rodee mis ojos, pero junto con eso también salió un pequeño grito de frustración retenida obligando a mis piernas a arrodillarse ante el… -¿Estás bien? Te dije como dos veces que debías ir a que te atendieran esa herida… Pero tú tan terco.-
avatar
Mana Lancaster
Humano
Humano

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Dom Feb 02, 2014 2:11 pm

Pareció justo reaccionar como yo lo quería ante mi comentario, lo que hizo nada más ampliar mi sonrisa. “Oh, pero lo quieras o no algún momento vendrás conmigo… Con nosotros.” Pensé mientras inclinaba mi cabeza hacia un costado, riéndome suavemente antes de que tuviera que parar por el dolor que producía mi lacerante herida. Después de todo, yo no sentía ningún sentimiento que me impulsara a relacionarme con los humanos más de lo que era mi simple curiosidad, rasgo que no habían podido eliminar cuando me convertí en su segador. Yo era curiosidad en estado pudo, después de todo, siempre creía que había perdido mis otros sentimientos y emociones incluso antes de haber muerto por primera vez.

-  ¿No se juega con los muertos…? – Dije abriendo los ojos, con un deje de incredulidad y de sarcasmo en mi voz, viéndola fijamente antes de estallar en carcajadas, incorporándome en toda mi altura y levantando mis manos hacia el cielo. -  ¡Los muertos juegan con nosotros y tú dices que debería dejarlos descansar en paz! No te flageles por este pedazo de carne y vísceras que vez, es sólo un recipiente vacío de lo que una vez fue. – comenté restándole importancia con un gesto de la mano, tratando de parecer completamente indiferente y divertido. Sin embargo, ante la primer señal de dolor me doble sobre mi mismo abrazándome y abriendo muchos los ojos. Estaba doliendo como una perra, seguramente aquel sujeto había puesto algún tipo de ungüento en la hoja que lo único que hacía era que todo se volviera más agónico.

-  No, con la muerte todo se acaba. “Polvo al polvo” y ya.– comenté mientras cerraba mis ojos, tarareando una canción de manera entrecortada para poder mantenerme en pie lo suficiente como para escabullirme y explotar en cenizas de manera pacífica. Lo que más dolía era pensar que después de la reagrupación de materia debería de volver a salir para seguir cazando almas. Algunos lo llamarían el camino hacia la inmortalidad, yo lo llamaba el eterno aburrimiento. Y debía acabarse. Algún momento debía de acabarse.

Cuando caí, ya no quise levantarme más. El piso estaba frío y sucio, pero de que debería de quejarme cuando no me afectaban cosas como esas. Otros Grim Reapers podían simplemente curarse, pero a mí me tocaba la parte agónica antes de que mi “maestro” decidiera que ya le era tiempo de deshacerse de mí y que dejara mi alma en el lugar donde la había encontrado, el limbo. Pude escucharla arrodillarse a mi lado y hablarme, alcé una ceja en respuesta y me arrastré un poco más lejos, negándome a ser atendido. – Estoy perfectamente. – contesté con un poco de sarcasmo elevando mis cejas en amplios arcos y sonriendo ampliamente. ¿Quién le pregunta a alguien tendido en el suelo desangrándose si estaba bien? Humanos, siempre iguales, algunos más bondadosos que otros, pero siempre queriendo confirmar las cosas.  – Mira, estaré bien, no te preocupes por mí. Nadie se preocupa por mí, ni yo mismo.  – comenté luego de un suspiró tomando una de sus manos y llevándola hacia donde debería estar mi corazón. - ¿Ves? No hay latido, no hay calor… - “Y llevo muerto más tiempo que todos tus ancestros juntos” comenté reprimiendo un nuevo grito de dolor, sabiendo que en cualquier momento debería de caer hacia un costado y quedarme allí tendido pensando en todas las interpretación posibles para la frase “Mas muerto que el clavo de una puerta”. Sonreí mientras me alejaba de ella arrastrándome y me tiraba sobre mi espalda, acostando mi cabeza sobre el cadáver todavía fresco y caliente. -  ¿No crees que es una hermosa noche para morir, mi inanimado amigo? – le dije a "almohada" mientras cruzaba mis brazos por debajo de mi cabeza y suspiraba pensando en que diría Death al enterarse que había muerto frente a un mortal por tercera o cuarta vez en la semana… Y recién era miércoles.

- Deberían alegrarte un poco más, todavía tienes muchas, muchas, muchas noches más… - dije cantarín mirando hacia aquella mujer que había tratado de ayudarme. Debía borrarle la memoria y lo sabía, pero no tenía ni fuerzas, ni ganas y no me pagaban lo suficiente como para tratar de hacerlo, es más, incluso no me pagaban en lo absoluto. Ya no sentía dolor, sólo frío y un poco de escozor.

- ¿Crees en los fantasmas...? - le pregunté con una sonrisa en el rostro, deseando internamente poder estar allí tendido durante toda la noche, hablando sin tener que preocuparme más que por un poco de dolor, en vez de tener que ir reptando por las sombras de toda la ciudad juntado almas que decidían morir en el momento menos oportuno de la noche.[/color]
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Mana Lancaster el Dom Feb 09, 2014 11:10 am

Jugar con los muertos era feo, con todas las enseñanzas que nos dejan a los humanos la iglesia e incluso nuestros propios padres de que se debe respetar el descanso eterno de las personas, pero al parecer él seguía sin entender por completo lo que yo estaba diciendo desde mi punto de vista y lo que me dijera después me hizo pensar que antes no teníamos idea de que podíamos coexistir con otras razas en el mismo mundo, pero en estos mismos momentos cuando el mundo se tiñe de carmín es cuando se debe reflexionar en todas las posibilidades que se abren a nuestros ojos, sobre todo si vienen de personas completamente desconocidas. –Puede ser.- Simplemente respondí porque no sabía que decir y de todas maneras no quería contradecir a lo que al parecer era una verdad innegable.

Por unos momentos observe al que había sido un amigo, con unos pequeños ojos llenos de profundo recelo, como si estuviera a la espera de que hiciera cualquier movimiento para tirarme encima de él y contarle unas cuantas verdades, pero ya estaba muerto y ante mis ojos jamás pasaría que el volviera a levantarse del más allá y viniera a atacarnos o a atacarme. Encogí mis hombros y volví a centrarme en el sujeto en cuestión con la extraña herida.  

-Pareces de lo más feliz a la espera de que venga la muerte a buscarte.- Como si no lo hubiese sabido ya, y esta vez mis palabras se hicieron realidad. El parecía contento con su herida mientras emprendía esas acciones que parecerían ridículas viniendo de un mortal común y silvestre, porque para nosotros morir no era una opción, más bien seria el acabose de nuestra raza y tras esta reflexión me volvió a asaltar el molesto gusano de que él había matado a uno de los nuestros, una simple persona tras nuestras filas. “No debería estar aquí sintiendo pena por el” Pensé en el momento que estuve arrodillada junto a él con la intención de tal vez ayudarle con su herida. -Me alegro de que estés perfectamente, pero también me alegrare cuando te mueras de una vez.- ¿Preocuparme por él? Sonreí levemente con “amabilidad” mirándole a los ojos. Yo no estaba preocupándome por él, solo era una simple y tonta curiosidad, pues no le conocía de nada como para estarme preocupando de que si se moría o no.

Ninguna reacción espontanea vino de mi cuando el rubio tomo una de mis manos para llevarla a su pecho a la altura de su corazón, pero lo único que podría catalogarse como reacción aunque no fuera transmitida, fue una profunda sorpresa. – Creo que ya lo sabía desde que te vi, pero…- Me encogí de hombros observando mi mano aun en el lugar donde él la había llevado. –La noche siempre se ve igual, desde que se creara el mundo.- “No le encuentro ninguna diferencia a la noche de ayer con la de hoy” Gire mi cabeza para confirmar que efectivamente hubiera un cambio, pero nada, haciendo que me decepcionara completamente. ¿Y que esperaba ver? Las estrellas acercándose y alejándose, la luna cayéndose o un meteorito que cayera directo sobre nosotros? “Tal vez así viera la noche con sus ojos”    

Negué con la cabeza a lo de creer en los fantasmas aunque ahora presentía que debería creer en ellos también. –No se… Tu eres como un tipo de fantasma y estás muerto, así que por tu culpa tendré que definitivamente creer.
avatar
Mana Lancaster
Humano
Humano

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Mar Feb 11, 2014 5:36 pm

- La muerte está demasiado ocupada como para venirme a buscar y llevarme a casa, así que creo que sólo tendré que quedarme aquí y disfrutar de tu agradable compañía. – Suspiré, cerrando mis ojos por unos momentos antes de comenzar a silbar brevemente, espirando a través de mis párpados entreabiertos para asegurarme que seguía allí. No debería de importarme si se marchaba o no, después de todo era una simple mortal que terminaría viendo de un momento a otro, pero sería un verdadero aburrimiento tener que esperar a terminar de desangrarme por mi cuenta. Y todavía tenía un poco de orgullo, el suficiente que me impedía rogar para que me fulminaran de una vez por todas.

- ¿Morirme de una vez…? – me reí mientras alzaba una ceja, mirándola al ver que estaba a tan escaza distancia mío. Comencé a reír a carcajada limpia, a pesar de que esa no había sido una buena idea debido a mi herida. Que bonita, planeaba regocijarse de mi desaparición del mundo… Claro “desaparición temporal” y un tiempo de espera de dos o tres segundos… Sonreí y controlé las siguientes carcajadas, tenía que guardarlas para su próximo y extraño comentario.

- Yo creo que cuando me viste creíste que era un vil ratero y nada más. Sino, hubieses corrido lejos y ya. – señalé soltando su mano y cerrando los ojos por unos minutos, recordando su expresión el primer momento que nos habíamos cruzado.

- Ninguna noche es igual a la anterior… ¿Nunca escuchaste el dicho “Un hombre nunca se baña en el mismo río dos veces”? Todo cambia, todo progresa, casa situación y cada circunstancias se vuelven variables infinitas desencadenando una ramificación de posibilidades, ninguna igual a la anterior… Pero todas desencadenan en la muerte - dije abriendo mucho los ojos, tratándole de transmitir un poco de mi razonamiento. Durante toda mi vida mortal había luchado contra la idea de la inmortalidad, buscándole fin y cura, pero no había sido hasta mi último respiro que había terminado de comprender todo, de entenderlo. Yo no era sólo un segador, yo era un maestro, encargándome de que cada persona que pereciera justamente en mis manos pudiera observar al cielo y recordar lo efímera e insignificantes que eran sus vidas. Sonreí al clavar mi vista en ella, tratando de enfocar mis ojos en los suyos.

- No soy un fantasma, esas cosas vulgares que se aferran a sus existencias mortales y se degradan a sí mismas en un vano intento de encontrar la inmortalidad de sus presencias… - Hice un gesto de indignación, poniéndome de pie rápidamente y caminando hacia la calle, con el objetivo de poder ver la orilla del rio antes de terminar muriendo. Gemí de dolor e invoqué mi hoz para poder apoyar mi peso en ella y ya. Después de todo, ella ya lo sabía, su instinto mortal la hacía consciente de ello a pesar de que se negara a creerlo.

- Después de los ángeles, demonios, vampiros y licántropos que terminaron por aparecer en este mundo, no vimos más la necesidad de ocultarnos… - comenté con una débil sonrisa, chasqueando mis dedos para que el cadáver terminara por secundarme en mi marcha. No podía dejarlo allí tirado como evidencia de que había estado allí.

- El polvo al polvo. – dije seriamente, chasqueando mis dedos y con mis últimas fuerzas haciendo desvanecerse al cadáver del hombre como si fueran cenizas al viento. Cualquier cosa muerta estaba completamente a mi merced.

- Nos… Volveremos a ver… Pronto. – comencé a decir mientras la negrura y paz de la muerte me cubría, sintiéndome caer hacia el suelo pero ya no estando capacitado de sentir absolutamente nada más que las imágenes borrosas y sonidos distorsionados que mis oídos escuchaban. - Sabes, en japón tienen una muy mala costumbre de hacer que sus hombres moribundos escriban un poema... Creo que pasaré de eso esta vez...

Off rol:
Hola! Creo que ya me morí (?) Pero sabes, Xavier parece haberte tomado cariño y seguirá apareciendo... Lo sé (?) Si quieres continuarlo y nos reencontramos otra noche en que no este herido y sea mas incoherente, no dudes en avisarme :'D Todavía puedo permanecer vivo y moribundo un poco más y esforzarme por hacer un poema muy malo si quieres xD
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Mana Lancaster el Sáb Feb 22, 2014 4:56 pm

“La muerte, demasiado ocupada” Repetí mentalmente de forma abstraída. Ahora más que nunca comenzaba a sentir todo de una forma tan rara luego de encontrarme con este tipo, el mismo que en estos momentos se encontraba en el piso esperando su muerte aunque no sabía cuál de todas. –Pero tú has muerto más veces, así que si quisieras podrías ir a casa sin ayuda.- Asentí con la cabeza sobre lo de mi compañía, acomodándome mejor en el piso a su lado esperando algo con el… Los demás pensarían que de seguro, esta no era yo estando aquí sentada a la espera de una muerte que se llevaría a cabo por milésima vez, pero el tipo luego de causarme aquel sentimiento de curiosidad, ahora mantenía toda mi atención.

Los comentarios que le siguieron me hicieron ladear un poco los labios en una semi sonrisa. -Claro que no hubiese salido corriendo, solo te habría golpeado en la cabeza con alguna vieja cañería…- Aunque él estaba más en lo cierto que yo con mis suposiciones de lo que le habría hecho. Pero si estaba en lo correcto, nunca nadie hubiese sabido cual era mi reacción luego de haberle visto. En primer lugar, al verlo a él sí hizo que me asustara, más el hecho de que matara a alguien notoriamente importante para nosotros aunque yo no quisiera reconocerlo, daba miedo pensar que algún día nos extinguiríamos como una luz en medio de un mar turbulento. Si no fuera yo ahora mismo, me reiría, no sabía de dónde terminaba sacando tanta prosa. De seguro era culpa de mi padre por andar siempre tras mío regañándome con sus palabras de oráculo. Pestañee varias veces terminando de sacar conclusiones y prosas absurdas. Ahora era el que tenía cerca mío el que comenzaba con ese tipo de boberías como viejo de antaño. Aunque yo no supiera qué edad tenía o cuantas veces había muerto, de más que le calculaba una vida al lado de Sócrates mientras los dos filosofaban tomando vino. Aquella imagen vino a mi mente tan rápido con un torbellino, sin poder evitar que una carcajada saliera de entre mis labios. Sin embargo no fue una risa tan estruendosa como para que lograra agarrar mi estomago y llorar de la risa, más bien al cabo de lo que serian segundos, pare inmediatamente.    

Cuando el puso ese gesto de indignación, yo intente calmar las aguas, aunque calmar las aguas para mi fuera quedármelo viendo con unos extraños ojos de ¿qué es lo que ocurre? y luego se levanto. -Pero por todo lo que me has dicho, a mi también se me hace que eres un fantasma, porque no se supone que ahora como estas puedes ser un tipo de reencarnación. O tal vez un zombie.

“Vampiros, como no se me ocurrió antes?” A las claras el podría ser un vampiro, los vampiros eran no muertos. –Entonces ¿Qué eres en realidad?- Pregunte luego de su largo listados de seres poco reales que en realidad eran muy reales. Después de ese momento, sentí que mis respuestas no llegarían. Fue una rara impresión que da cuando la persona ya esta moribunda a demás de sus palabras que no me parecieron para nada alegres. Le vi caer aun sentada o mejor dicho arrodillada, poniendo mis manos en mis muslos en una posición completamente de calma mientras le dejaba hablar porque no quería interrumpirle sus últimas palabras. “De que hablas Mana, estas no serian sus últimas palabras” Deje libre el aire que contenía asintiendo con la cabeza a lo de volvernos a ver quedándome unos minutos más antes de levantar mi cuerpo comenzando a alejarme del lugar.

Off rol ❤:
Disculpa la demora de mi respuesta, sobre ese tema mejor dejemos le morir tranquilo, ya habrá oportunidades luego para el reencuentro, te lo aseguro, pero con la condición de que me hagas el poema la próxima vez ;3
avatar
Mana Lancaster
Humano
Humano

Mensajes : 50
Fecha de inscripción : 30/11/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Xavier Bessette el Lun Feb 24, 2014 4:21 pm

- No, siempre un poco de ayuda viene bien…. Si tuviera que arrastrarme hasta allí por mis propios medios sería… Doloroso, molesto, y por sobre todas las cosas dudo siquiera que llegue. Por eso es mejor simplemente esperar… - dije mientras daba algunas palmadas al piso, sintiendo el pavimento frío y pegajoso en mis dedos… O tal vez era el tacto de mi propia sangre que se escurría entre mis dedos. Sonreí y cerré los ojos, sabiendo que no tendría que esperar mucho más. Había omitido una gran parte, la parte en la que admitía ser lo suficientemente perezoso como para evitar cualquier trabajo físico innecesario que no me brindara ninguna satisfacción personal.

- Eso no hubiese sido muy… ehm… Afortunado. – dije mientras alzaba una ceja sonriendo, pensando en lo bizarro de la situación. Ya era bastante malo tener que lidiar con las almas rebeldes que solían defenderse cuando uno humildemente trata de hacer bien su trabajo, pero hasta donde yo sabía no había normas sobre no agredir a terceros si te atacan con armas blancas. – Para ti me refiero, no suelo estar de muy buen humor luego de que escarban hasta mis pulmones con puñales  baratos… - comenté entre toses y espasmos, viéndola reír y contagiándome un poco de su alegría. Era bueno escuchar risas de vez en cuando. Siempre que vamos siempre vemos caras largas, tristes, de terror o de angustia absoluta. La gente ama vivir y no entienden que la muerte sólo hace su vida, sus experiencias y memorias más preciadas.

- Tienes razón, pero yo tengo un cuerpo… ¡Y no me aferro a esta vida! ¡Yo ni siquiera quería vivir para siempre! – añadí con resignación, olvidándome momentáneamente de mis males antes de que una aguda punzada me sacara de mis cavilaciones. Zombie era más adecuado, aunque comparado con las características de los  mismos, también era bastante erróneo. Yo tenía razonamiento propio, me negaba a creer que era un simple títere de Death. Sonreí y estiré una mano a su dirección, fingiendo estar buscando su cerebro o sus órganos blandos.

Sonreí y me callé, cerrando los ojos y negando con la cabeza. – Me llevo el secreto de lo que soy a la tumba… ¿Entiendes? ¡A la tumba! – comencé a decir mientras estallaba en carcajadas y me tomaba los costillas para evitar comenzar a sangrar mucho más rápidamente. Me gustaba prolongar eso, ya no sentía mucho más y me sentía como flotando. Dudaba ser coherente, pero no iba a perder mi oportunidad de dar mis “últimas palabras”.

- Siempre quise decir “el tesoro está en…” antes de morir… - comenté mientras sonreía al verla levantarse y cerraba los ojos, dejando que la negrura me atrapara de una vez por todas. Sentí el olor a quemado y el viento que desparramaba lo que alguna vez había sido mi cuerpo antes de comprender por fin que estaba de pie en medio del purgatorio. Por lo que ya comprendía, mi cuerpo mortal había estallado en cenizas, borrando cualquier rastro de presencia.

Sólo quedaba caminar, tal vez llegara a terminar mi cupo de almas de esa noche…


Off rol:
Si, te debo un Haiku, pensaré en una bonito y apropiado para que diga y la vez que viene te buscará sólo para mostrarte orgullosamente su trabajo... Sí, te irá a molestar solo para mostrarte un pedazo de papel con muchas tachaduras (?) Es algo que haría.
avatar
Xavier Bessette
Grim Reaper
Grim Reaper

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 02/01/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo por un café -Privado Mana Lancaster -

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.